¿Hacia dónde vas?

Elige tu camino:

¿Cómo saber si es para ti?

  • Estancamiento: Has intentado solucionar tu problema pero no has avanzado como has querido.
  • Confusión: Tienes más o menos claro que algo tiene que cambiar, pero no saber dónde empezar y necesitas.
  • Dispersión: Sientes que no tienes ni tiempo ni foco y necesitas hacer algo que te empuja a priorizar lo realmente importante.

¿Qué aporta el Coaching?

  • Claridad: Es un espacio para pensar, concretar tu objetivo, afrontar los miedos y resolver las dudas que necesitas aclarar. Tener claridad significa saber que estás haciendo lo que es correcto para ti.
  • Optimismo: Te da una nueva visión, para abordar tu situación en positivo, y encontrar un camino realista que te hace ilusión.
  • Foco: Es tu momento para dedicarte a ti y tu desarrollo, sin distracciones, sin rodeos, sin excusas.
  • Estrategia: Con las herramientas que pongo a tu disposición avanzarás paso a paso, sin agobios, sin prisa, pero con la clara determinación de conseguir lo que te planteas en un tiempo realista.
  • Acompañamiento: Estoy contigo en tu camino, en la incertidumbre y en los momentos difíciles. Y por supuesto pienso celebrar contigo todos los éxitos, los grandes y pequeños. En función de lo que necesitas en cada momento elegiremos diferentes ejercicios y técnicas para que sientas que no estás a solas en ésto.

¿Qué añaden las fortalezas?

  • Autenticidad: Como cada persona es diferente y única, no hay soluciones que valgan para todos. Cuando identificas tus fortalezas y las pones al servicio de tus objetivos sentirás que llegas a tu destino 100% a tu manera.
  • Energía: Activar las fortalezas y aprovecharlas cada día ha demostrado ser uno de los caminos más eficaces para tener más energía y vitalidad.
  • Motivación: Olvídate de todo lo que “te han dicho que tienes que hacer”. Cuando aprendes a confiar en tus fortalezas dejas de compararte con los demás porque descubres tu auténtica motivación personal. Empiezas a ser tu mismo y te liberas de los “deberías”, porque descubres una forma mucho más ligera de ir por la vida.

¿Cómo saber si es para ti?

  • Malestar: Cuando hay un malestar constante en tu ámbito laboral, es el momento para plantearse seriamente: ¿Hasta cuando voy a estar así?
  • Desilusión: No estás mal del todo en tu trabajo o profesión, pero claramente no te ilusiona. Sientes que algo te falta y que tu trabajo podría ser mucho más gratificante de lo que es actualmente.
  • Ganas de crecer: ¿Llevas tiempo dando vueltas a un proyecto? ¿Sabes que ha llegado tu momento para ir a por tu siguiente etapa de crecimiento profesional?

¿En qué consiste el acompañamiento durante una transición laboral?

  • Análisis: Una buena evaluación de tu punto de partida, de tu experiencia y tus fortalezas nos ayudarán a dar forma a tu proyecto de cambio. No siempre queremos o podemos hacer cosas drásticas, y realmente no hace falta.
  • Perspectiva: Abordaremos las diferentes opciones de lo que puede suponer un cambio a nivel laboral, para que puedas elegir la tuya con confianza y seguridad.
  • Ánimo: Sé por propia experiencia que una transición laboral no es fácil, ni algo inmediato. Puede que a veces querrás tirar la toalla, o que piensas que no llegarás – allí estaré contigo, para recordarte de lo que vales, de lo que sabes y sobre todo, de todo lo que ya eres: un ser humano con mucho que aportar.
  • Decisiones: Al seguir un proceso estructurado, el momento de la toma de decisión será mucho más sencillo. ¿Mi papel en todo eso? No es decirte lo que tienes que hacer, sino defender tus propios intereses y valores, para que no pierdas de vista tu objetivo en los momentos inevitables de incertidumbre.

 

¿Qué añaden las fortalezas?

  • Ventajas: Por definición, nuestras fortalezas nos hacen destacar de una determinada manera. Cuando algo se nos da bien de verdad, se convierte en la ventaja competitiva más importante. Y no, no estamos hablando de destacar en una entrevista (aunque también podremos trabajar esa parte), me refiero al disfrute de encontrar una ocupación que te hará brillar de forma muy natural, siendo tu, y dónde crecer profesionalmente significa desarrollarte como persona.
  • Dirección: Al conocer tus puntos fuertes en profundidad, distinguir sus luces y sus sombras, descubrirás las combinaciones potentes de fortalezas que son únicas en ti. Las fortalezas serán nuestros guías para determinar en qué dirección avanzar para encontrar tu sitio.
  • Encaje: No hace falta que cambies tu forma de ser para sentir que encajas. La clave está en identificar el contexto que te permitirá trabajar desde tus fortalezas y vivir tus valores. Encajar también implica quitarnos las máscaras y mostrar qué es lo que realmente podemos y queremos aportar al mundo.

¿Cómo saber si es para ti?

  • Inseguridad: Si has empezado recientemente a aplicar la Psicología Positivo y el Coaching de Fortalezas en tu práctica profesional y todavía no te sientes del todo segur@, la supervisión es la vía más directa para asegurar un buen servicio a tus clientes… y la buena sensación de saber que lo haces bien.
  • Aislamiento: Seamos sinceros, nuestra profesión a veces nos puede hacer sentir un poco solos. Pasamos muchas horas con clientes, pero no tanto con otros profesionales del mismo campo.
  • Autocrítica: ¿Te pillas criticándote sin saber si estás siendo demasiado duro contigo o si es una crítica válida? ¿Tienes ganas de reflexionar de forma crítica pero constructiva sobre tu práctica profesional? ¿Quieres contrastar opiniones y explorar diferentes puntos de vista?

¿Qué me aporta la supervisión?

  • Autocuidado: Todos los días ofrecemos un espacio de cuidado para nuestros clientes, pero ¿cuántas veces nos lo concedemos a nosotros? Cuidarnos es fundamental para poder ejercer con calidad y satisfacción personal durante muchos años.
  • Desarrollo: Cada etapas de crecimiento profesional requiere un foco específico y diferente. Desde la identificación de tus fortalezas, tu estilo, tus límites y áreas de mejora, cada aspecto te permite seguir avanzando en la forma que más necesites, estés dónde estés en tu camino profesional.
  • Confidencialidad: Por mi propia experiencia como terapeuta y coach sé que a veces necesitamos un lugar dónde poder hablar sin tapujos ni máscaras. Chocarnos con nuestras limitaciones, nuestros dilemas éticos y personales nos toca muy por dentro. Un espacio de aceptación y confidencialidad, y sobre todo libre de juicios, ayuda a abrirnos a la vulnerabilidad y todas las emociones complejas que pueden surgir en la práctica profesional de la Psicología y el Coaching.
  • Seguimiento: La supervisión también es un marco que te da estructura y seguimiento durante tus casos más complejos, sea desde el punto de vista técnico, estratégico o emocional.

 

¿Qué añaden las fortalezas?

  • Autenticidad: Cuando identificas tus fortalezas y las pones al servicio de tus clientes podrás conectar con ellos de forma auténtica.
  • Energía: Activar las fortalezas y aprovecharlas es uno de los pilares más importantes de tu bienestar, vitalidad y rendimiento laboral.
  • Personalidad: Tus fortalezas son la parte más importante de tu marca personal. Definir cómo vas a combinar y aprovechar cada fortaleza exactamente con tus diferentes tipos de clientes, te permitirá trabajar de un forma muy profesional y personalizada para tener un impacto duradero en la vida de tus clientes.

Temáticas:

  • Coaching de Fortalezas Aplicado
  • Trabajo en equipo basado en fortalezas
  • Transiciones laborales para nuevo empleados y líderes
  • Sentido & Bienestar Laboral

Formatos:

  • Conferencias y Key Notes tipo TED
  • Talleres prácticos
  • Diseño de formaciones personalizadas (online y presenciales)
  • Coaching de equipos